¿Cómo funciona la tecnología de EOS y cuáles son sus ventajas?

EOS es una plataforma que presenta muchas similitudes a la red Ethereum, incluso una parte de la comunidad la posiciona como posible sucesor de esta conocida red, debido a las mejoras que ofrece a sus usuarios y de las cuales carece actualmente Ethereum.

Entre similitudes más notables, está la ejecución de contratos inteligentes en su red, permitiéndole a cualquier desarrollador la capacidad de crear una variedad de aplicaciones descentralizadas que puedan mantener su funcionamiento en la plataforma.

Sin embargo una de las características en su tecnología que marca la diferencia entre ambas, es la prueba de participación delegada utilizada como algoritmo de consenso.

Este mecanismo busca deshacerse de todos los inconvenientes que puede representar la prueba de trabajo, entre los que se destacan el costo de energía eléctrica, el empleo considerable de tiempo y otros que se consideran como un obstáculo para un desempeño más óptimo.

Como se ha señalado en otras oportunidades, el mecanismo de la prueba de participación busca lograr el consenso en la plataforma, mediante la intervención de los usuarios en posesión de unidades de tokens de la red que representen el interés de la comunidad y que permitan la verificación de transacciones manteniendo un rendimiento eficiente.

En el caso de EOS, la prueba de participación se efectúa de forma delegada, lo que quiere decir que en vez de recurrir a la mayoría de los titulares de los tokens, la validación de las transacciones queda reducida a un número menor de usuarios interesados, seleccionados aleatoriamente en cada operación.

El resultado de este método, es obviamente que al requerir de una cantidad menor de usuarios en la validación de transacciones, estas se pueden llevar a cabo de forma más rápida, incluso otorgando la capacidad de procesar millones de transacciones en segundos.

Otra de las ventajas que aporta su tecnología, es un sistema para prescindir de las tarifas en las transacciones, reemplazándola con un modelo de propiedad. De esta forma se valen de la capacidad de potencia de la red, en la cual los usuarios podrán hacer uso de ella según la cantidad de tokens de la que sean titulares.

La tecnología de EOS se implementara en su propia cadena de bloques una vez que el equipo de desarrolladores termine la construcción de la plataforma de software en la que mantendrá su funcionamiento. Luego de ser lanzada por la compañía, será operada bajo licencia de código abierto por los propios miembros de la comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *