FIFA creó su propia Blockchain

La FIFA creó su propia blockchain llamada FootBlock. En ella se crean los contratos inteligentes de cada Mundial y de cada partido de la competición desde que se creo su bloque génesis, hace ya 9 años. La creación de un contrato inteligente Mundial ocurre cada 4 años, cuando los bloques federados de la red (es decir, cada Federación de Fútbol) validan en la red la plantilla Mundial FIFA. Esto abre un contrato con características únicas que incluyen la división en grupos, el sorteo aleatorio de los integrantes, las combinaciones definidas de la fase eliminatoria, que finaliza con la liquidación del último partido y el registro del nombre del campeón en la blockchain.

Además de contratos para cada Mundial, FootBlock permite la creación de un contrato inteligente por partido en la competición. Son herramientas sencillas (según las premisas equipo A vs. equipo B) y solo se liquidan cuando se da uno de los tres resultados siguientes: gana A, gana B, empate.

Este tipo de contratos inteligentes incluyen todas las reglas del juego, (fueras, faltas, goles, offsides, etc.) de manera que el resultado de cada partido solo puede validarse bajo el estricto cumplimiento de estas reglas.

Para el registro de los puntos y para el ránking de las selecciones se utiliza el FIFACoin (FIF), un token creado en esta blockchain que no puede ser cambiado por monedas fiduciarias. La victoria equivale a 3 FIF, el empate 1 FIF y la derrota 0. La unidad más pequeña de la criptomoneda de la FIFA es el Pelé.

Los tokens FIF son coleccionables, no intercambiables y quedan bajo el resguardo de las Federaciones, y en última instancia, al amparo de la FIFA. Los tokens también ayudan a la gobernanza de la red. El presidente de la FIFA se elige mediante una elección y mientras más FIF tiene una Federación más relevancia cobra su voto en la plataforma, además de permitir contabilizar directamente el apoyo de un candidato, ya que cada Federación es representada por la cantidad de FIF que posee históricamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *