Recesión Económica y Coronavirus ¿Qué podemos esperar?

Las bolsas del mundo se encuentran ante un panorama para nada alentador, grandes industrias están mediana o completamente paralizadas la baja demanda por la poca actividad económica a desencadenado una inevitable recesión en la economía de los países industrializados, el crecimiento sostenido de un sistema financiero ficticio a encontrado la horma de su zapato, lo irónico de todo es que no fue ni una nueva moneda virtual, no fue el bitcoin, no fue ni la guerra comercial entre potencias, ni mucho menos un conflicto armado a escala global, un virus solo eso ha sido suficiente para demostrarnos lo frágil que es el sistema que sostiene la economía mundial, producto de ello los principales Bancos del Mundo han tomado medidas para intentar alargar la vida del sistema económico.

Por un lado la Reserva Federal a anunciado este 15 de Marzo la compra de activos por 700.000 millones de dolares para intentar garantizar la liquidez en el mercado. Esto representa el mayor paquete de estímulos desde la Gran Recesión, adicionalmente la FED a bajado los tipos de interés hasta el 0% para estimular el consumo en una economía que se contrae cada vez más. Por otra parte el Banco Central Europeo a desbloqueado 60.000 millones de Euros a los bancos españoles para cubrir pérdidas del Covid-19 el objetivo de esta medida es mantener a los Bancos con las condiciones mínimas necesarias para continuar financiando los hogares pero sobre todo a las empresas que experimentan dificultades temporales por la Pandemia del Coronavirus. Así mismo el BCE a dado el visto bueno al gobierno Italiano para inyectar 25.000 millones de Euros a su economía con el mismo objetivo, reducir el impacto de los efectos economicos del Coronavirus.

Ahora bien, después de repasar los primeros efectos económicos podemos ir desglosando otras consecuencias, como la paralización de obras de infraestructura ya que muchos capitales tanto privados como públicos tendrán otros destinos al no tener otros ingresos que permitían la viabilidad de dichas obras al menos a corto plazo, el costo social sera elevado, ya que millones de personas dependen de una jornada laboral para el sustento de su hogar, las familias del mundo no pueden permitirse la paralización de su economía, por tal motivo estamos ante un escenario de proporciones nunca antes vistas, recordemos que el crack bursatil de 1929 que dio origen a la gran depresión, tuvo lugar en un mundo mucho menos globalizado que el actual. Por lo que los efectos serán como el caer de piezas de domino una tras otra.

Vivimos un proceso de desglobalización, desdolarización y despoblación, los países del mundo ya han empezado a cerrar sus fronteras por el miedo que representa la escalada del virus en sus territorios, se han cortado las conexiones aéreas entre países e incluso continentes completos, el mundo vive en estado de cuarentena, un aislamiento al cual no le conocemos fecha de culminación, en otro ámbito podemos ver que el dolar se fortalece cuando los inversores buscan refugio en la moneda americana, situación normal en épocas de crisis el problema yace en que podríamos no estar ante una crisis como las vividas anteriormente, es posible que estemos viviendo el inicio del colapso del sistema monetario, por ende estaríamos a las puertas de un reseteo económico mundial. Ya la ONU afirmaba en el año 2009 durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) que el papel del dólar como moneda de reserva mundial debe ser reconsiderado, tal y como vienen exigiendo Rusia, China y las principales economías emergentes del planeta. De este modo, la institución aboga por la creación de un nuevo Bretton Woods, que deberá ser negociado entre los principales gobiernos, para establecer un nuevo sistema monetario que sustituya al actual. Llegamos ahora al ultimo tema y quizás el más polémico y es que dentro de los objetivos para establecer un nuevo orden mundial esta establecida la reducción considerable de una buena parte de la población mundial de diversas maneras como Guerras; Drogas; Delincuencia, Terrorismo y por ultimo Enfermedades como el Ebola o el Coronavirus, de forma provocada o casual «podrían» estar sirviendo a este objetivo, que ya han hecho publico personas como el Dr. Eric Pianka que sugirió públicamente en una conferencia de la Academia de Ciencias de Texas, que la solución para el problema de sobrepoblación mundial podría ser “una cepa de ÉBOLA que se transmitiera por vía aérea y que acabara con el 90% de la población humana”.

Ahora bien ante todos estos cambios que están ocurriendo a escala global es importante «aunque suene a retorica», estar preparado, vivimos una época de cambios acelerados, como bien iniciaba este post, muchos pensábamos que estos cambios al menos los que conciernen al tema económico serian producto de un proceso de desmantelamiento de la economía desencadenado por una guerra comercial, conflicto bélico o crisis económica como la del año 2008, Adicionalmente a estos cambios económicos debemos afrontar una pandemia, vivir en estado de cuarentena por tiempo indefinido, y adaptarnos al nuevo mundo que surgirá tras todo este desmantelamiento del sistema, ¿Casual o provocado?

Por. Rubén García
Fuentes
elpais.com
libertaddigital.com
investing.com
guardianlv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *